Aprovechando que entra la primavera vuelve el afamado lunes desmotivador para hundiros en la más profunda depresión de la que saldréis mucho más concienciados que de cualquier charla motivadora positivista.

Hoy toca desmotivar sobre la consultoría de seguridad, ese arcano arte de interpretar una situación compleja desde el punto de vista de seguridad y convertirla en algo que entienda el cliente y que le motive a tomar acción.

Cuando digo cliente me refiero al destinatario de la consultoría de seguridad que debe tomar decisiones, independientemente de si es tu jefe, el responsable de otra unidad o tu cliente en una relación profesional.

La complejidad está en escapar del «¿y qué?» sin llegar a caer en el sensacionalismo y el meter miedo excesivo ni tampoco acabar dando la impresión de que todo es una puta mierda pero no decir que están bien porque entonces igual no hace nada… En fin, los que hayáis hecho esto alguna vez sabréis de qué hablo.

Recordad siempre sustituir palabras negativas por positivas (programación neurolinguista, como diría alguno que yo me sé). Por ejemplo: problema -> desafío, carencia -> aspecto de mejora y cosas así.

En definitiva, disfrutad del lunes desmotivador de esta semana.

Una puntualización sobre la cita anterior. Siempre trato de ser absolutamente fiel a las palabras empleadas en la versión española de la película. Incluso he llegado a descargarme la película para capturar la pantalla y ver exactamente qué dice en español.

En este caso, sin embargo, he hecho una excepción porque la traducción de la película en español es francamente chorra «Este trabajo lo fastidian los malditos clientes«. Cuando en inglés es «This job would be great if it weren’t for the fucking customers«. Así que he puesto una traducción propia que creo que ejemplifica mejor la intención original.