Cuando yo empecé en esto de la seguridad tenía la idea de que mi función era mejorar la seguridad allí a donde fuese que me tocase trabajar. Aún hoy sigo con ese ideal pese a que la experiencia no siempre me lo demuestre.

Sin embargo, a veces hay otros intereses que utilizan la seguridad como excusa para hacer, o dejar de hacer, cualquier cosa que se les ocurra. Se me viene a la cabeza el ‘pervertir las escrituras para que digan lo que uno quiera‘.

En cualquier caso ahí os dejo el cartel desmotivador de la semana.

Sus hombres murieron muy bien

Y si alguna vez os ponen en la tesitura de tener que respaldar acciones dudosas en el nombre de la seguridad… haced como el coronel Dax y no os dejéis convencer.